Un equipo SEAL (Tactico) formado por seis miembros son enviados a la región Kafia Kingi,  esta región está localizada en el triángulo que une Sudán, República Centroafricana y Sudán del Sur. Su objetivo es eliminar al señor de la guerra Kann , el cual se le consideraba como el máximo responsable del atentando en la embajada de EEUU en la ciudad de Juba (Sudán del sur) donde asesinaron a veinte estadounidenses. A las 19:00 el centro táctico perdió todo contacto con el equipo Seal. La última comunicación por radio que se recibió del equipo Seal fue: que habian sido emboscados por decenas de milicianos y al verse superados ampliamente en número y tras sufrir cuantiosas heridas, optaron por separarse y huir.