La denominada "Operación Guillotina" comenzará antes de las 06.00 de la mañana encabezada por 20 hombres del Batallón de Operaciones Especiales (Bope), cuerpo de elite de la Policía Militarizada de Río de Janeiro. Se dirigirán a la favela de la Rocinha, la más emblemática de Río de Janeiro, para expulsar a los narcotraficantes que desde hace décadas dominan el sector. Nuestro objetivo es simple: es entrar en la favela de Rocinha, efectuar varios registros en busca de depositos de armas, drogas y eliminar a todos los narcotraficantes armados.