El pueblo de Chef-du-Pont, ocupado en la primavera de 1944 por los soldados alemanes de Grenadier Regiment 1058, se encuentra en las inmediaciones de un punto de cruce en el río Merderet. Este último se convierte, durante la fase de preparación de la Operación Overlord, en un objetivo prioritario de los Aliados: su control depende del mantenimiento de la cabeza de puente en la península de Cotentin. La captura del puente se confía a la 82 División Aerotransportada comandado por el comandante Frederick Kellam. Aunque los paracaídistas de la 82 División Aerotransportada  fueron los más precisos en los saltos en  la noche del 5 al 6 de junio, Kellam no logró reunir suficientes soldados para dividir sus fuerzas en dos grupos según lo acordado. Un grupo debería ir hacia el puente de La Fière, el otro hacia el de Chef-du-Pont. Tomó la decisión de ir a La Fière como una prioridad.