Ayer a las 21:30 horas, un helicoptero que transportaba dos equipos del Special Air Service (SAS) del ejército británico, fue derribado o tuvo un accidente; lo desconocemos. El helicoptero se encontraba en la República de la Unión de Myanmar. Su objetivo era extraer a un agente del Secret Intelligence Service más conocido como MI6 nombre clave "Revenge". Los británicos han pedido la ayuda de la CIA ya que no disponen de ningún equipo en la zona, en cambio la CIA disponen de un equipo de los Delta Force. El objetivo de los Delta Force es localizar el helicoptero por si hubiera algún superviviente y extraer al agente del MI6. La zona está controlada por la United Wa State Army (UWSA), una guerrilla que combate a la dictadura militar Myanmar y que, según la Casa Blanca, no es sino la cobertura del "principal grupo de tráfico de heroína en el sureste asiático y quizás en el mundo".