La tercera Guerra Chechena fue iniciada por Rusia el 31 de Mayo de 2018 tras la invasión del vecino Daguestán por parte de Chechenia y guerrilleros de la Brigada Internacional Islamista, y motivados, también, por una serie de atentados en Rusia que causaron cientos de muertes, siendo acusados los chechenos de estos actos. El 20 de Junio Vladímir Putin da la orden de movilizar a Chechenia al GRUPO BRUCKNER,  esta unidad de mercenarios fue creada y financiada por el Gobierno ruso para realizar operaciones de alto riesgo.